miércoles, 5 de julio de 2017

Del teleférico y el Changomas a la venta de 21 lotes.

Desde que Servicios Vertúa abandonó la actividad, hace ya más de 20 años, en más de una ocasión se especuló, entre otras alternativas, que en dicho lugar podría construirse un teleférico, se aprobó una ordenanza para que se asentará una cadena de supermercados y hasta se pensó como un lugar posible para la construcción de una terminal de ómnibus para la ciudad.
"Entendemos que nunca interesó porque las propuestas que hizo mi papá en su momento nunca fueron bien recibidas. Una de las que recuerdo fue la posibilidad de crear un teleférico iluminado que partiera desde donde está la chimenea hacia la alta barda, pero sólo quedó en eso, en una charla, nunca se avanzó más e interpreto que fue porque nunca interesó", reiteró Paula Vertúa.
Una de las posibilidades más concretas ocurrió hace alrededor de 10 años cuando el Concejo Deliberante aprobó, pese a la resistencia de un sector comercial de la ciudad, una ordenanza para el asentamiento de la cadena de supermercados Changomas.
Sin embargo, por distintos motivos, tampoco se avanzó en este punto y en este sentido existen distintas versiones. Una da cuenta de la resistencia por parte de un sector de la comunidad por entender que afectaría al comercio menor y, por ende, a la mano de obra local. Otra versión indicaba que el alto valor que solicitaría el propietario del predio a la firma comercial habría llevado a que Changomas perdiera el interés inicial y optase en abrir sus puertas en el sector ubicado en cercanías a calle Los Nogales y 11 de Septiembre, algo que tampoco se concretó. Una tercera versión daba cuenta que la ambiciosa propuesta inicial de Changomas para comprar todo el predio de Vertúa con la intención de instalar allí el supermercado junto a un cine y un patio de comidas, finalmente se redujo a algo más modesto, por lo que era necesario comprar una porción menor de terreno, motivo por el que ese predio ya no sedujo como al comienzo.
Más allá del teleférico o la llegada del Changomas, la construcción de una terminal en ese lugar, siempre fue una posibilidad que sólo quedó en eso ya que nunca hubo una propuesta formal.
Finalmente, descartado el arribo del supermercado a Regina, la familia Vertúa avanzó en la subdivisión del predio para la posterior demolición de las construcciones que se asentaban allí, algo que se llevó a cabo durante el primer semestre del 2016 y la venta de 21 lotes para uso comercial.
43,50 metros de historia pero sin mantenimiento
La Chimenea de la ex fábrica de extracto de tomates Fioravanti fue la primera en su tipo en la Patagonia y se construyó en 1932. Posee 43,50 metros de altura. En 1943, aproximadamente, fue vendida a la firma Fioravanti y Cía. que la explotó por varias décadas. Se la declaró Monumento Histórico en agoto del 2006, a través de la ordenanza 086/06, y es uno de los 16 que tiene la ciudad, los cuales fueron declarados por ordenanza entre 1993 al 2014. Sin embargo la Chimenea es considerada el monumento con mayor abandono ya que desde el cierre de la fábrica no tuvo ningún tipo de mantenimiento, incluso una vez que fue declarada monumento histórico.
"No sólo es importante la declaración de un monumento como histórico, sino que es necesario que también se concrete su mantenimiento. Muchas veces no se realizan tareas de mantenimiento en lo existente, pero se siguen incorporando más monumentos históricos. Es necesario que se tome conciencia de que una vez declarados, también deben ser reparados", manifestó a mediados del 2016 a este medio la museóloga Magalí Catriquir.
 "Si quiere la puede tirar"
Los monumentos declarados en Regina, en su mayoría, se ubican sobre terrenos fiscales y han sido iniciativas provenientes desde el Museo, a excepción de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y la Capilla San Juan Bosco. Asimismo en aquellos casos donde las construcciones se hallaban sobre terrenos privados, siempre se llegó a un acuerdo con sus titulares para luego avanzar hacia la declaración.
No obstante en el caso de la Chimenea la declaración fue sólo en base a una ordenanza para preservar el patrimonio histórico pero nunca se materializó en su totalidad ya que no se consensuó con el propietario del lugar. "Por lo tanto, hoy si quiere la puede tirar", dijo la museóloga.
Lograr que sea monumento histórico a nivel nacional
A fines de julio de 2016 en el Concejo Deliberante se presentó un proyecto de comunicación para lograr la reparación de la Chimenea, propuesta a la que luego se sumó la importancia de avanzar hacia la órbita nacional para que la Chimenea también sea declarada como monumento histórico a través del Congreso y de esa manera, una vez oficializada la ley, tener la posibilidad de gestionar los fondos necesarios para su reparación y mantenimiento.
Desde que Servicios Vertúa abandonó la actividad, hace ya más de 20 años, en más de una ocasión se especuló, entre otras alternativas, que en dicho lugar podría construirse un teleférico, se aprobó una ordenanza para que se asentará una cadena de supermercados y hasta se pensó como un lugar posible para la construcción de una terminal de ómnibus para la ciudad. "Entendemos que nunca interesó porque las propuestas que hizo mi papá en su momento nunca fueron bien recibidas. Una de las que recuerdo fue la posibilidad de crear un teleférico iluminado que partiera desde donde está la chimenea hacia la alta barda, pero sólo quedó en eso, en una charla, nunca se avanzó más e interpreto que fue porque nunca interesó", reiteró Paula Vertúa. Una de las posibilidades más concretas ocurrió hace alrededor de 10 años cuando el Concejo Deliberante aprobó, pese a la resistencia de un sector comercial de la ciudad, una ordenanza para el asentamiento de la cadena de supermercados Changomas. Sin embargo, por distintos motivos, tampoco se avanzó en este punto y en este sentido existen distintas versiones. Una da cuenta de la resistencia por parte de un sector de la comunidad por entender que afectaría al comercio menor y, por ende, a la mano de obra local. Otra versión indicaba que el alto valor que solicitaría el propietario del predio a la firma comercial habría llevado a que Changomas perdiera el interés inicial y optase en abrir sus puertas en el sector ubicado en cercanías a calle Los Nogales y 11 de Septiembre, algo que tampoco se concretó. Una tercera versión daba cuenta que la ambiciosa propuesta inicial de Changomas para comprar todo el predio de Vertúa con la intención de instalar allí el supermercado junto a un cine y un patio de comidas, finalmente se redujo a algo más modesto, por lo que era necesario comprar una porción menor de terreno, motivo por el que ese predio ya no sedujo como al comienzo. Más allá del teleférico o la llegada del Changomas, la construcción de una terminal en ese lugar, siempre fue una posibilidad que sólo quedó en eso ya que nunca hubo una propuesta formal. Finalmente, descartado el arribo del supermercado a Regina, la familia Vertúa avanzó en la subdivisión del predio para la posterior demolición de las construcciones que se asentaban allí, algo que se llevó a cabo durante el primer semestre del 2016 y la venta de 21 lotes para uso comercial.   43,50 metros de historia pero sin mantenimiento   La Chimenea de la ex fábrica de extracto de tomates Fioravanti fue la primera en su tipo en la Patagonia y se construyó en 1932. Posee 43,50 metros de altura. En 1943, aproximadamente, fue vendida a la firma Fioravanti y Cía. que la explotó por varias décadas. Se la declaró Monumento Histórico en agoto del 2006, a través de la ordenanza 086/06, y es uno de los 16 que tiene la ciudad, los cuales fueron declarados por ordenanza entre 1993 al 2014. Sin embargo la Chimenea es considerada el monumento con mayor abandono ya que desde el cierre de la fábrica no tuvo ningún tipo de mantenimiento, incluso una vez que fue declarada monumento histórico. "No sólo es importante la declaración de un monumento como histórico, sino que es necesario que también se concrete su mantenimiento. Muchas veces no se realizan tareas de mantenimiento en lo existente, pero se siguen incorporando más monumentos históricos. Es necesario que se tome conciencia de que una vez declarados, también deben ser reparados", manifestó a mediados del 2016 a este medio la museóloga Magalí Catriquir.   "Si quiere la puede tirar"   Los monumentos declarados en Regina, en su mayoría, se ubican sobre terrenos fiscales y han sido iniciativas provenientes desde el Museo, a excepción de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y la Capilla San Juan Bosco. Asimismo en aquellos casos donde las construcciones se hallaban sobre terrenos privados, siempre se llegó a un acuerdo con sus titulares para luego avanzar hacia la declaración. No obstante en el caso de la Chimenea la declaración fue sólo en base a una ordenanza para preservar el patrimonio histórico pero nunca se materializó en su totalidad ya que no se consensuó con el propietario del lugar. "Por lo tanto, hoy si quiere la puede tirar", dijo la museóloga.   Lograr que sea monumento histórico a nivel nacional   A fines de julio de 2016 en el Concejo Deliberante se presentó un proyecto de comunicación para lograr la reparación de la Chimenea, propuesta a la que luego se sumó la importancia de avanzar hacia la órbita nacional para que la Chimenea también sea declarada como monumento histórico a través del Congreso y de esa manera, una vez oficializada la ley, tener la posibilidad de gestionar los fondos necesarios para su reparación y mantenimiento.

Publicado en Periódico "La Comuna de Villa Regina", 5 de Julio de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario